BIBLIOTECA

dijous, 5 d’octubre de 2017

Hoy no me levanto yo, Chicho Sanchez Ferlosio















Crítica de la miserabilidad de nuestras vidas

martes, enero 31, 2006




Chicho Sánchez Ferlosio (Los poetas perdidos V)




HOY NO ME LEVANTO YO

Una cosa hay bien segura,
hoy no me levanto yo.
Tengo sábanas y mantas,
buena almohada y buen colchón,
tengo tabaco y cerillas
y buena imaginación
y aquí en la cama he llegado
a la clara conclusión
de que pase lo que pase
hoy no me levanto yo!!!

Cerca ya de mediodía
entran en mi habitación
mi mujer y mi cuñada
y mi hija la mayor
y mi suegra con su hermana
que está aquí ahora de pensión
y confirma mi designio
constatar su irritación
cada vez que les repito
que hoy no me levanto yo!!!

Hablando todas a un tiempo
reclaman una razón,
no siento molestia alguna
ni tampoco desazón,
no me ha despertado el niño,
he dormido de un tirón,
digerí bien la fabada,
pesadillas no señor,
pero aquí estoy en la gloria
y hoy no me levanto yo!!!

Mi mujer me amonestaba
con paciencia y con amor,
mi suegra más duramente,
mi hija desapareció
y me trajo un té con leche
y unas lonchas de jamón,
yo me tomé el té con leche,
me arrellané y dije ¡no!,
dejadme por imposible
que hoy no me levanto yo!!!

Por fin les dije
aunque vengan gobierno y oposición,
la televisión y prensa
y el cabildo en procesión,
policías y alguaciles
que van de gobernación
y los propios comunistas
me piden su excomunión,
aunque vengan Dios y el Diablo,
hoy no me levanto yo!!!

Hoy se nace con el sino
de actuar por actuar,
la gente anda arrebatada
y no se para a pensar
que hay veces que levantarse
se lo puede uno saltar
y aunque a nadie le hagas falta,
allí te vienen a hurgar,
pues por mí que canten misa,
no me pienso levantar!!!

dijous, 14 de setembre de 2017

RAFAEL BERRIO, SIMULACRO, LA PRIMERA ENTRADA DEL CURSO 2017-18

Temo haber vivido mi vida como si ello fuera un simulacro. Como si yo tuviera el don de vivir por mí dos veces. De haber dejado a un lado la que importa en prenda de una vez futura,
y haber malgastado en borradores la presente. De no saber que la vida sucede a medida que sucede, y que no hay una vida en serio y otra vida de licencia. Que cada ensayo, cada error, en suma, forman las constantes y variables del álgebra de la existencia. Y en esa ecuación que es cosa resuelta estamos. Esbozada débilmente en el margen de un folio en blanco. Siento no haber sido tan audaz de un trazo algo más firme. De haber perdido un tiempo de oro en pruebas y en ensayos. Y ahora es tarde, algo tarde. Pues temo ir ya malherido. Temo haberme consumido como si yo tuviera el don de vivir dos veces. Temo haber vivido mi vida como si ello fuera un simulacro. Y he sido un mal actor confiando en la noche del estreno. Pero qué vida será la que prolongue o dé segundas funciones, si en ella todo es rol improvisado y relleno. Temo haberme pasado la vida reuniendo el valor que me falta, y declarando intenciones solemnes frente a un espejo. Dejando las cosas para una mejor ocasión que no llega. En el fondo he estado siempre en babia y con la mente muy lejos. Temo haber vivido mi vida como si ello fuera un simulacro. Como si yo tuviera el don de vivir por mí dos veces. De haber dejado a un lado la que importa en prenda de una vez futura, y haber malgastado en borradores la presente.

dilluns, 12 de juny de 2017

EL GIRO DE GREENBLATT , DE CÓMO UN MANUSCRITO OLVIDADO CONTRIBUYÓ A CAMBIAR EL MUNDO MODERNO

Poggio Braciollini o Poggio el Florentino es el descubridor, de ese manuscrito olvidado, en 1417 y en un monasterio alemán. Un florentino laico, no eclesiástico, en un mundo en el que “la familia, la red de parentescos, el gremio o la corporación eran los pilares de la identidad de un individuo” (p.22). Buscador de libros, de manuscritos, pero no libros de oraciones ni “obras sobre teología, medicina y leyes que eran los prestigiosos instrumentos de las élites profesionales”. Esa era una primera paradoja en aquel personaje, Poggio, de un nuevo gremio naciente de letrados humanistas, como iban a empezar a ser reconocidos y apreciados en toda Europa


“El forastero se dirigía a un monasterio, pero no era ni un clérigo ni un teólogo ni un inquisidor, y tampoco buscaba libros de oraciones. Iba a la caza de manuscritos antiguos, muchos de ellos cubiertos de moho o comidos por los gusanos, y todos ellos indescifrables incluso para los lectores mejor preparados. Si las hojas de pergamino que los componían seguían intactas, tendrían cierto valor material, pues con la ayuda de un cuchillo podía borrarse cuidadosamente el texto y, después de alisarlas con polvos de talco, podía volverse a escribir en ellas. Pero Poggio no se dedicaba al comercio de pergaminos, y en verdad abominaba a los que se dedicaban a borrar los textos antiguos. Lo que él deseaba era ver lo que se decía en ellos, aunque estuvieran escritos con una caligrafía enrevesada, y sobre todo sentía particular interés por los manuscritos de cuatrocientos o quinientos años de antigüedad, que se remontaban, por tanto, al siglo X o incluso a épocas anteriores.”


“Si te gusta llamar al mar Neptuno o referirte al grano y al vino con los nombres de Ceres y Baco, decía Lucrecio, puedes hacerlo tranquilamente, del mismo modo que puedes llamar Madre de los dioses al orbe. Y si, atraído por su solemne hermosura, decides visitar los santuarios religiosos, no te hará ningún daño, con tal de que contemples las imágenes de los dioses ‘en paz y tranquilidad’ (6:78). Pero no debes pensar ni por un instante que puedes irritar o propiciar a alguna de esas deidades. Las procesiones, los sacrificios de animales, las danzas frenéticas, los tambores, los címbalos y las flautas, las lluvias de pétalos de rosa, los sacerdotes castrados, las imágenes esculpidas de un dios niño: todas esas prácticas de culto, aunque fascinantes y llamativas a su modo, carecen fundamentalmente de sentido, pues los dioses a los que pretenden llegar están totalmente distantes y alejados de nuestro mundo.”

dimecres, 7 de juny de 2017

LA VERDAD Y LA MENTIRA ( Y DONALD TRUMP 4 VECES AL DIA)



Decía el filósofo estadounidense Elbert Hubbard, la mentira “es un triste sustituto de la verdad, pero es el único que se ha descubierto hasta ahora”

El director del diario The Washington Post, Martin Baron, alertaba en su reciente visita a España de la peligrosa cruzada abanderada por Trump contra los medios y proclamaba su voluntad de sacar a la luz las mentiras del presidente. Dicho y hecho. Durante su primer mes de mandato, el diario ha detectado 133 falsedades, lo que supone una media de cuatro al día

Manu Chao

-Mentira -


Mentira lo que dice
Mentira lo que da
Mentira lo que haré
Mentira la mentira
Mentira la verdad
Mentira lo que cuece
Bajo la oscuridad
Mentira el amor
Mentira el sabor
Mentira la que manda
Mentira comanda
Mentira la tristeza
Cuando empieza
Mentira no se va
Mentira, Mentira
La Mentira
Mentira no se borra
Mentira no se olvida
Mentira, la mentira
Mentira cuando llega
Mentira nunca se va
Mentira la mentira
Mentira la verdad
Todo es mentira en este mundo
Todo es mentira la verdad
todo es mentira yo me digo
Todo es mentira, por qué será?


Luis Eduardo Aute


La verdad
dónde estará la verdad,
la verdad, la verdad, la verdad.

Dónde estará el sendero
que naciera de mí,
por qué oculto deseo
no me basta existir.
Por qué busco y no encuentro
las raíces en mí,
es que acaso los muertos
las hallarán al fin.

Yo rechazo el misterio
que me esconde de mí
y le reto al silencio
que me invita a morir.
Pues que vivo sin puerto
y no es caso de huir,
mi temor, que es el vuestro,
no es buen barco a s
ubir.

MICRORRELATOS Y MICROCANCIONES

Carmela Greciet

(Cubo y pala)

Con los soles de finales de marzo mamá se animó a bajar de los altillos las maletas con ropa de verano. Sacó camisetas, gorras, shorts, sandalias..., y aferrado a su cubo y su pala, también sacó a mi hermano pequeño, Jaime, que se nos había olvidado.
Llovió todo abril y todo mayo.

Eloy Tizón

(Sobremesa o fin de mundo)
Hoy después de comer he retirado el mantel, he lavado los platos, y un día estaré muerto.


dimecres, 31 de maig de 2017

L’ÚLTIM I EMOCIONAT ‘AL VENT’ DE RAIMON




L'últim concert de Raimon, amb la llum encara entrant per les finestres, ha transcorregut, com no podia ser d'una altra manera, amb aquest sentiment d'emoció desbordada inundant un Palau ple a vessar (com ho estava en els 11 recitals de comiat que el van precedir). El cantautor de Xàtiva no havia preparat res especial per a l'ocasió, la discreció sempre ha estat un dels seus lemes i també ho va ser en l'adeu. Un adeu sense focs artificials ni paraules buides