BIBLIOTECA

divendres, 15 de juny de 2018

ITALO CALVINO, EL BARÓN RAMPANTE

Fue el 15 de junio de 1767 cuando Cósimo Piovasco de Rondó, mi hermano, se sentó por última vez entre nosotros. Lo recuerdo como si fuera hoy. Estábamos en el comedorde nuestra villa de Ombrosa, las ventanas enmarcaban las espesas ramas de la gran encina del parque. Era mediodía,y nuestra familia por tradición se sentaba a la mesa a aquella hora, a pesar de estar ya difundida entre los nobles la moda, procedente de la poco madrugadora Corte de Francia, de comer a media tarde. Recuerdo que soplaba viento del mar y las hojas se movían. Cósimo dijo: «¡He dicho que no quiero y no quiero!»,y rechazó el plato de caracoles. Nunca se había visto una desobediencia tan grave.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

CONTINUA AQUESTA HISTÒRIA