BIBLIOTECA

dimecres, 22 de març de 2017

JAVIER CERCAS, EL MONARCA DE LAS SOMBRAS


En una entrevista de Antonio Lucas, El Mundo, Cultura:
«Además de contar esta historia de mi tío abuelo, doy cuenta también del proceso de confección de la novela, de su making off», dice el autor. Esta historia me acompaña desde que tengo uso de razón, aunque más por lo que de ella se ha tapado o callado que por lo que sabíamos en mi casa. Tiene algo de fundacional porque es un regreso a mis orígenes, a lo que desconocía. Y según iba entrando no podía evitar una inquietud a encontrarme con cosas que no quisiera saber. Aun así, tuve claro que tenía que recuperar y entender el pasado más vergonzoso de mi familia. Y eso es lo que hago en El monarca de las sombras. Aunque este libro no habla sólo del pasado, sino de la tiranía del presente, esa ilusión creada en buena parte por los medios de comunicación». Porque, según Cercas, el pasado es una dimensión del presente. Una modulación necesaria de la memoria. Y por ahí avanza.
Para llegar a ese norte magnético, el escritor se sujeta exactamente en la memoria de los otros, en los recuerdos que aún quedan de alguien que no dejó más rastro que eso: recuerdos. Los de su madre, algunos colegas vinculados al pueblo, historiadores y de algún superviviente cercano que conocieron a Manuel Mena, aquel muchacho arrasado por una guerra que también dejó sin una parte de luz a la familia. «Es cierto que la realidad está en todo lo que aquí cuento, aunque a diferencia de las dos novelas anteriores, hay en este caso un 5% de ficción. No más de un 5%, pero eso ya lo impregna todo de ficción». Y, a la vez, entre realidad y sospechas, El monarca de las sombras es una forma de entender la verdad de los suyos para asumir mejor tantas cosas aún no dichas, aunque sean errores. «Porque la historia también se equivoca», ataja el autor.
Pinta tu aldea y pintarás el mundo, dejó dicho Tólstoi. Eso es lo que propone aquí Javier Cercas.

Ninguna familia escapa a su herencia.
Sobre los vencedores y los vencidos, y los secretos que todos callamos.
Esta es la novela que Javier Cercas se había estado preparando para escribir desde que quiso ser novelista.
O desde antes.
El monarca de las sombras narra la búsqueda del rastro perdido de un muchacho casi anónimo que peleó por una causa injusta y murió en el lado equivocado de la historia. Se llamaba Manuel Mena y en 1936, al estallar la guerra civil, se incorporó al ejército de Franco; dos años después murió combatiendo en la batalla del Ebro, y durante décadas se convirtió en el héroe oficial de su familia. Era tío abuelo de Javier Cercas, quien siempre se negó a indagar en su historia, hasta que se sintió obligado a hacerlo.
El resultado de esa indagación es una novela absorbente, pletórica de acción, de humor y de emoción, que nos enfrenta a algunos de los temas esenciales de la narrativa de Cercas: la naturaleza radiante, poliédrica y misteriosa del heroísmo, la terca pervivencia de los muertos y la dificultad de hacerse cargo del pasado más incómodo.
Exploración a la vez local y universal, personal y colectiva, novela belicosamente antibelicista, El monarca de las sombras da una vuelta de tuerca inesperada y deslumbrante a la pregunta sobre la herencia de la guerra que Cercas abrió años atrás con Soldados de Salamina.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

CONTINUA AQUESTA HISTÒRIA